Parla está en “bancarrota” según reconoce la alcaldesa

“No hay dinero, no hay nada” afirma la regidora, quien exige a la Comunidad de Madrid y al Gobierno central una solución para apoyar a un Consistorio que “no es viable”

FOTO BEATRIZ ARCEREDILLO RUEDA DE PRENSA 0679

Beatriz Arceredillo, alcaldesa de Parla.

 

 

 

El municipio de Parla debe ya cerca de 570 millones de euros según los datos que constan en la liquidación del ejercicio 2014. La alcaldesa de la localidad, Beatriz Arceredillo, que acaba de abandonar las filas del PSOE tras ser excluida de las listas municipales y autonómicas, ha declarado a poco más de un mes para las elecciones que las arcas del Consistorio están en “quiebra”.

La alcaldesa de Parla, Beatriz Arceredillo, ha declarado que el Consistorio está en “bancarrota” según publicó el diario EL PAÍS el pasado día 27 de marzo. La situación de las arcas públicas atraviesa el peor momento de su historia, ya que según la regidora la deuda asciende a un total de 550 millones de euros, a los que hay que incrementar la liquidación negativa del ejercicio 2014, con 20 millones más de déficit. Arceredillo se convierte así en la primera dirigente en reconocer con cifras exactas el total de obligaciones pendientes a las que debe hacer frente la Casa Consistorial, ya que tanto Tomás Gómez como José María Fraile, sus predecesores en el cargo, se caracterizaron por minimizar, o directamente ocultar, durante sus mandatos el montante total de lo adeudado.

Arceredillo ha revelado que Parla está “en quiebra técnica” y que “no hay dinero, no hay nada”,
una situación que ha empeorado debido a que el Ministerio de Hacienda está reteniendo el 100% de
los ingresos por tributos del Estado que corresponden a la ciudad debido a las condiciones que el
Gobierno local aceptó cuando se acogió al plan de pago a proveedores impulsado por el Ejecutivo
central, que en el caso de Parla supone devolver un crédito de 312 millones de euros más los intereses
para hacer frente a miles de facturas impagadas pertenecientes a los mandatos de Gómez
y Fraile durante varias legislaturas.

La edil exsocialista, que ahora pertenece a MOVER Parla, siglas bajo las que se presentará a las
próximas elecciones del 24 de mayo, hizo esta importante declaración para justificar los impagos
a la empresa Garbialdi-Sadifer en plena polémica por la reciente huelga de recogida de basuras que
sufrió el municipio a finales de marzo, la tercera en los últimos meses. La primera edil subrayó
que ha pedido en reiteradas ocasiones tanto a la Comunidad de Madrid como al Gobierno de Mariano Rajoy que flexibilicen su trato a la localidad, ya que, en caso de no encontrar una solución urgente “las consecuencias para los vecinos son tan extremadamente negativas que este Ayuntamiento no tiene viabilidad”.

Embargos y pagos urgentes

Según denunció Arceredillo, los escasos recursos propios que ingresa el Consistorio mensualmente
se dedican a pagar sentencias judiciales desfavorables, embargos o suministros y gasto corriente. “Incluso la Comunidad de Madrid nos ha ejecutado varios avales sin avisar que superan los cuatro millones de euros”, uno de ellos por los impagos correspondientes a la construcción del nuevo parque de bomberos en la zona norte de la localidad. “Las medidas que están tomando son excesivas”, valoró la regidora, quien denunció que las administraciones superiores tienen “totalmente abandonada” a Parla. “Les pido que asuman su responsabilidad para impulsar un plan especial para la ciudad”, exigió.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies